Inicio / ACTUALIDAD / Departamental / Gobernación coge “por los cachos” problemática de los mataderos

Gobernación coge “por los cachos” problemática de los mataderos

Noticias elector
Juan Carlos Naranjo-Comerciante de cárnicos en Pandi

En la geografía cundinamarquesa ya se cuentan 16 mataderos clausurados por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), de los 49 que tiene el departamento. Los alcaldes acusan falta de recursos para la adecuación sanitaria de los mismos. La medida ha desencadenado en especulación en los precios de la carne y alto riesgo sanitario para la salud humana debido al aumento de sacrificios clandestinos.

“Lo primero fue el cierre del matadero en Pandi. En consecuencia nos tocaba madrugar unas horas más para poder sacrificar el ganado en San Bernardo; por eso me tocó adquirir un vehículo apto para transportar la carne, pero los costos para el negocio empezaron a subir.

…En esta actividad los impuestos son altos y los márgenes de ganancia muy bajos. Ahora, con la clausura del la planta de San Bernardo, me toca matar y alistar la carne en Fusagasugá, a dos horas de Pandi y pagando peaje, trabajando a pérdida. Esto no es justo para quienes proveemos alimentos de la canasta familiar a los pobladores. No es justo para nuestra economía”, explica Juan Carlos Naranjo, comerciante afectado.

¿Qué ha pasado?

El Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Protección Social, expidió en el 2007 el Decreto 1150, que ha tenido más de siete aplazamientos para entrar en vigencia. En el articulado se establece el Sistema oficial de inspección, vigilancia y control de la carne, productos cárnicos comestibles y derivados cárnicos destinados para el consumo humano.

El Invima, en su papel de vigilancia y ateniéndose a la última regulación de la norma, realizada en 2016, continúa cerrando los mataderos, alegando el incumplimiento de los planes graduales de mejoramiento, presentados por parte de las gobernaciones, que para este año deberían mostrar avances en al menos un 50 por ciento. Mientras tanto, los alcaldes municipales sostienen que “el cumplimiento de la norma es complejo no solo por la ausencia de recursos sino por las complicadas exigencias técnicas”.

En San Bernardo, por ejemplo, hay un presupuesto de 7.000 millones de pesos anuales, para todo el municipio, pero la actualización de su planta, según los parámetros, puede costar más de 4.500 millones de pesos, lo que corresponde a más del 50 por ciento de su presupuesto total.

En la misma situación de San Bernardo se encuentran 15 municipios más, en donde se han sellado sus plantas de sacrificio, unas por la CAR y otras por el Invima; ellos son Pasca, La Vega, Vergara, Sasaima, Fosca, Caparrapí, Gama, Une, Tausa, La Mesa, La Peña, Villagómez, Gachancipá, Agua de Dios, Nocaima, El Peñón y La Mesa. Este último fue calusurado debido a problemáticas ambientales dispuestas por la Coorporación Autónoma Regional (CAR)

Entonces, y como siempre, son los consumidores quienes sufren las mayores consecuencias, teniendo en cuenta que se ha elevado el precio de la carne (entre 1.000 y 3.000 pesos la libra) y aumentado el desempleo, el abigeato y los sacrificios irresponsables “en potrero”, sin ninguna norma de sanidad.

Érika Sabogal, secretaria de Agricultura, anunció que la Gobernación invertirá 1.500 millones de pesos en 16 municipios, con el fin de que puedan reabrir sus plantas de sacrificio.

El Gobernador se mete la mano al bolsillo

Ante la problemática, el departamento Cundinamarca, a través de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, contrató recientemente una consultoría por valor de 100 millones de pesos, que le permitió evidenciar cuál es el porcentaje de cumplimiento de cada una de las plantas de beneficio animal, que quedaron priorizas en el plan de racionalización presentado por el departamento en años anteriores.

En atención al diagnóstico que arrojó la consulta, un poco más del 30 por ciento de las plantas no alcanzarían a cumplir con la norma por temas presupuestales y la dificultad para acatar la totalidad de los requisitos de la actual vigencia.

“El cierre de mataderos en nuestra región nos pone en una situación preocupante en temas sanitarios, por lo que el gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey, ya tomó medias y priorizó una inversión de 1.500 millones de pesos para apoyar alrededor de 16 municipios, que podrían, de alguna forma, estar más cerca a dar cumplimiento a la Ley 1150 y reabrir sus plantas de beneficio animal”, declara Érika Sabogal, secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural de Cundinamarca.

No se puede comer carne y queso de la misma vaca

Érika Sabogal, secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural de Cundinamarca.
Érika Sabogal, secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural de Cundinamarca.

Según agrega la alta funcionaria, los recursos se invertirán en la compra de equipos y elementos que les permitan a los entes territoriales dar cumplimiento al plan gradual presentado por cada uno de los municipios.

En este sentido, las plantas de sacrificio de Fosca, Gutiérrez y San Bernardo serían las más beneficiadas. Posteriormente, se le solicitaría al Invima una nueva evaluación de cumplimiento, que permita su pronta reapertura. De la misma manera, con la adquisición de estos equipos, se busca evitar posibles sellamientos a otras poblaciones del departamento, que se les vence este año el plazo de acatamiento. Este proceso se encuentra en etapa contractual.

“Este tema es de Estado y de todos los entes territoriales que tenemos que ver con la problemática. La lección que tenemos que aprender y que es el vacío de la Ley 1150 es que, si bien el Decreto dicta normas que nos permiten ser competitivos y garantiza temas de sanidad y salubridad, no podrá ser exitoso, ni completo, si no se destina el presupuesto que equivale para darle cumplimiento. Por eso, se hacen necesarios recursos puntuales desde la Nación para invertir en este fin específico”, sostiene la Secretaria Sabogal.

 En cifras

  • Según el Invima, Colombia cuenta con 394 mataderos que sacrifican ganado bovino.
  • Solo 95 están dentro de los llamados ‘planes de racionalización’.
  • No menos de 233 podrían cerrarse al por no cumplir con el Decreto.
  • Según el Dane, en el 2017 se sacrificaron 3,39 millones de cabezas de ganado bovino, lo que representó una variación de –6,6% frente al año 2016, cuando la variación fue –8,9% y se sacrificaron 3,63 millones.
  • El sacrificio de vacunos con destino a la exportación también presentó una caída de –20,1%, con 106.858 cabezas en 2017; en el 2016 fueron 133.738 cabezas.

Por AJRamírez     ajramirez@periodicoelector.com

Pág. 7 MOSQUERA PAUTA.fw

Acerca AJRamírez

Empecé en la fotografía como una afición y hoy es una pasión. Eso de que “una imagen vale más que mil palabras” no es para mi un cliché, sino una permanente constatación de vida. También me encargo de las investigaciones en el periódico buscando encontrar siempre el justo equilibrio entre lo que le interesa a nuestros lectores y lo que nos repugna como comunicadores. Director de Inventigaciones Periódico elector ajramirez@periodicoelector.com ajramirez.prensa@gmail.com

Recomendado !

1442690316_055256_1442690408_noticia_normal

¡Cundinamarca devorada por las llamas!

Este martes, el cuerpo de Bomberos de Cundinamarca tuvo que atender siete incendios forestales que ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>