Inicio / DESTACADAS / Salud / Cómo cuidarnos para la vejez

Cómo cuidarnos para la vejez

Pág. 4 vejez felizHay algo que nunca nos dicen; la vejez no llega a los 60. El desgaste del cuerpo empieza a suceder mucho antes y solo lo sentimos cuando ya es demasiado tarde. Por suerte, el envejecimiento no se debe, como se creía, al paso de los años, sino en un 50 por cientoa los malos hábitos.

Contrario a lo que se pensaba tiempo atrás, hoy sabemos que el envejecimiento depende en gran medida de nosotros mismos. El deterioro de las condiciones y cualidades físicas dependen de lo que hacemos o dejamos de hacer.

Afortunadamente, también se ha comprobado que nunca es tarde para mejorar. Una persona sedentaria que decida cambiar sus hábitos puede ver recuperación, así como una disminución en la velocidad del envejecimiento del cuerpo a cualquier edad.

Es decir, notaremos más beneficios si somos sedentarios y decidimos cambiar nuestra rutina, aunque estemos en edad avanzada. Caso contrario sucederá en un atleta que decida llevar una vida más sedentaria.

Los cuatro pilares antienvejecimiento

Para tener una buena vejez en el futuro hay que actuar en el presente. Muchas veces damos por sentada nuestra juventud y, en vez de cuidarla, la explotamos al máximo. No es raro encontrar personas de 30 años, o menos, con hipertensión, diabetes, artrosis y toda clase de enfermedades crónicas de la “vejez”.

Por eso, según la doctora Patricia Sangenis, hacer estas cuatro cosas desde ya, nos permitiría mejorar nuestro futuro: prevención de enfermedades cardiovasculares, una alimentación sana, desarrollo de fuerza y resistencia muscular y, por último, cultivar una vida afectiva y social.

Prevención cardiovascular

Realizar ejercicios aeróbicos como caminar, montar en bicicleta o nadar, entre otros, controlan la presión arterial y reducen los triglicéridos, además de aumentar el colesterol “bueno” HDL.

Esta actividad física también secreta endorfinas que mejoran mucho nuestro estado de ánimo y, lo mejor, ayuda a mantener un peso corporal adecuado tonificando los músculos. Lo recomendado es hacer al menos 30 minutos de actividad física. Pero cuidado, si sufren de bajo peso, mucho cardio podría bajarlos aún más.

Aunque después de los 25 años perdemos el 1% anual de nuestra capacidad cardiovascular, si nos ejercitamos regularmente podemos disminuir esa pérdida sin importar la edad a la que empecemos.

Alimentación sana

Pág. 4 alimentación sanaLa alimentación es fundamental para nuestro organismo; lo curioso es que con frecuencia no sabemos realmente lo que estamos ingiriendo, aún más si por nuestro estilo de vida tenemos que estar constantemente comiendo fuera de casa.

Una alimentación sana va a mantener limpio nuestro árbol arterial (es como una tubería) que lleva oxígeno y nutrientes al cuerpo. Comer saludable va a mantener en forma nuestras venas y arterias.

Las células están en permanente reparación y regeneración; si nos alimentamos bien se pueden reconstruir esos tejidos con materia prima de máxima calidad. Seleccionar bien los alimentos nos ayudará a mantener el cuerpo y la renovación de tejidos en un nivel óptimo.

Desarrollo de fuerza y resistencia

Los dolores de espalda y cintura al igual que muchos otros malestares se deben a la disminución de nuestra fuerza y resistencia muscular; mejorarlas nos va a ayudar a sostener el cuerpo y proteger las articulaciones durante las tareas diarias.

De igual forma nos va a favorecer el depósito mineral óseo para evitar problemas de espalda y columna; o lo que también conocemos como osteoporosis. Evitaremos la reducción del metabolismo basal e impediremos la acumulación precoz de depósitos de grasa.

A pesar de las estadísticas que aseguran que cada 10 años el ser humano pierde el 15% de su masa muscular y a partir de los 60 años se pierde el 30%, se está demostrando que una persona de 55 a 60 años puede llegar a tener más masa muscular que a los 35 o 40. Así que aún no es tarde, podemos intentarlo.

Área afectiva y emocional

Mantener fuerte y saludable nuestra esfera emocional es muy importante. Es fundamental compartir con familiares y amigos regularmente. Nuestro cerebro es un ente social; por esta razón nos vamos a sentir mejor y más llenos de vida cuando compartimos con otras personas.

Conocer gente nueva, desarrollar habilidades y aficiones que nos gusten son una buena ayuda para vivir más y mejor. Todas estas actividades estimulantes que realicemos nos van a hacer sentir más jóvenes y capaces de aprender o enfrentarnos a nuevos retos.

El ejercicio –como ya lo habíamos mencionado– también fomenta las emociones positivas. Aunque no parezca, la contracción y relajación de las fibras musculares y la secreción de endorfinas contribuyen a hacernos sentir mejor, más activos y con ganas de hacer más cosas.

Cambiar nuestra rutina, mejorar nuestros hábitos y abrirnos a nuevos retos podría ser la respuesta ante la pregunta de cómo tener una buena vejez en el futuro.

Por Catalina Uribe Suárez   catauribes@gmail.com

Acerca olinto uribe

Soy un escribidor de la vieja época, con aficiones tecnológicas de la nueva. Creo rabiosamente, en la independencia del periodismo y en el compromiso y deber social que tenemos por construir una mejor sociedad. Actualmente soy Director Editorial del periódico pero, títulos aparte, me enorgullece pertenecer a un pequeño grupo de soñadores convencidos que, parodiando a García Márquez, todos los seres debemos tener una segunda oportunidad sobre la tierra.

Recomendado !

new-research-says-cannabis-can-treat-tourette-syndrome

Cannabis Medicinal aportartaría a la economía nacional

Durante la Asamblea Anual Ordinaria de la Asociación Colombiana de Industrias de Cannabis (Asocolcanna) se ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>