Inicio / OPINIÓN / Editoriales / ¡Que elección tan difícil!

¡Que elección tan difícil!

Nosotros siempre hemos sido defensores del voto en blanco como un valor de la democracia en contraprestación a la abstención, que en nuestro humilde concepto, por el contrario, es una perversión de la misma y ayuda a perpetuar una casta política que se elige con el voto de la minoría disciplinada y consecuente.

Pero en esta elección, estamos convencidos que el voto en blanco no va a crear ninguna diferencia y, por el contrario, puede ayudar a perpetuar lo que arriba criticamos. En consecuencia, nuestra invitación es a que salgamos a votar por cualquiera de los candidatos identificados con foto, nombre y logo en el tarjetón, aunque no estemos totalmente convencidos de sus propuestas.

Lo que se juega en esta elección es algo mucho más importante que la simple dicotomía de izquierda o derecha, de paramilitarismo o castro-chavismo. Es el futuro del país que queremos construir en los próximos cuatro, ocho o doce años. Toda una década que va a impactar decididamente en varias generaciones de colombianos.

En esta oportunidad, como en muy pocas antes, tenemos un espectro de candidatos que aunque no nos convenzan en su totalidad, representan lo mejor de nuestra clase política con sus virtudes y defectos.

Pág. 14 Humberto_De_La_CalleQuién puede dudar de las condiciones de Humberto de La Calle, el mayor de todos, ponderado, tranquilo, que ha dado muestras sobradas de su condición de estadista, con una extensa hoja de vida en cargos importantes de la Nación, donde jamás ha tenido un escándalo o una investigación aburridora.

La gente, con absoluta desconocimiento, le achaca los “vicios” que el acuerdo de paz ha tenido según la propaganda negra de los enemigos de la paz, por mucho esfuerzo dialéctico que estos intenten hacer para demostrar que son enemigos de lo acordado en La Habana pero no de la paz. Galimatías indescifrable para la comunidad internacional que nos observa.

Pág. 14 Germán-VargasGermán Vargas Lleras ha inundado Cundinamarca con plegables escritos por todas sus caras con los proyectos, realizaciones y empeños que ha hecho en todas las áreas al servicio de nuestra región. A muchos no nos podrá gustar su talante, pero es indudable que ha realizado una extensa carrera desde sus épocas de concejal en nuestros municipios, hasta su paso por el Congreso y el servicio público como alto funcionario estatal. Aparte de sus escándalos por su temperamento, tampoco se le conocen investigaciones o inmoralidades de ningún tipo en su dilatada carrera política.

Pág. 14 Sergio FajardoSergio Fajardo, el sesentón con cara y atuendo de yuppie de Harvard, siempre ha centrado su carrera y propuestas políticas en la educación. Lo hizo con su paso por la Alcaldía de Medellín y la Gobernación de Antioquia. Nos gusta a muchos, porque tiene una cimentada fama de hombre honesto e incorruptible, con una familia adorable y unas buenas maneras que solidifican su espíritu educador. No estoy muy seguro, pero me da el pálpito que, incluso, le gustaría que lo conocieran más como el “profesor Fajardo” que como el “doctor Fajardo”, lo cual sería todo un decálogo de intenciones.

Pág. 14 Gustavo PetroNo hace mucho le pregunté a un amigo periodista, muy respetado como estudioso y observador de los medios, su opinión sobre Gustavo Petro, como eventual presidente de la República. Me contestó con una cita de Ryszard Kapuściński, un reputado periodista, historiador, escritor, ensayista y poeta polaco, fallecido en 2007 y profesor de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, que fundó Gabriel García Márquez.

Transcribo su respuesta literalmente: “Kapuscinski decía que para ser buen periodista había que ser ante todo buena persona. Alguien transpolaba esa idea y preguntaba si una mala persona podría ser buen gobernante”.

La cita es ciertamente lapidaria. Pero vamos a tratar de limpiarle algo la cara al candidato Gustavo Petro, especulando si su bien cimentada egolatría no lo llevaría a querer pasar a la historia por la puerta de adelante, haciendo un buen gobierno, y no por la puerta de atrás, en caso de que quisiera imponer algunas propuestas inviables.

Pág. 14 Iván DuqueQué podemos decir de Iván Duque Márquez que a la gente le interese. La verdad muy poco, y tampoco importa, porque muchos votarán por él aunque sea un auténtico desconocido, solo porque lo ungió Uribe. Duque es un abogado de la Universidad Sergio Arboleda que ha intentado abrirse paso como un técnico experto en cuestiones económicas. Difícilmente traicionará a Uribe, como lo hizo Santos, intentando tener vuelo propio.

En fin, como habrán notado, hemos hablado más de sus connotaciones personales que de sus propuestas de gobierno, labor imposible en una nota tan corta como esta. Me imagino que muchos las habrán escuchado en los saturados debates que tuvieron en cuánto medio y región se los propuso.

De modo que vote por el que quiera, pero vote… y no en blanco. U.G.O.

Acerca AJRamírez

Empecé en la fotografía como una afición y hoy es una pasión. Eso de que “una imagen vale más que mil palabras” no es para mi un cliché, sino una permanente constatación de vida. También me encargo de las investigaciones en el periódico buscando encontrar siempre el justo equilibrio entre lo que le interesa a nuestros lectores y lo que nos repugna como comunicadores. Director de Inventigaciones Periódico elector ajramirez@periodicoelector.com ajramirez.prensa@gmail.com

Recomendado !

como_vestir_como_cenicienta_6764_650x

La cultura, una cenicienta que lucha por volverse princesa

Cundinamarca, en su extensa geografía, tiene grandes manifestaciones de su actividad cultural, que cubren prácticamente ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>