Inicio / DESTACADAS / Salud / Vivir con dolor y cómo superarlo

Vivir con dolor y cómo superarlo

Pág. 4 dolor 2Cuando te dicen que vas a vivir con dolor por el resto de tu vida no es fácil. Ir a cine puede ser una tortura. Solo mantenerse de pie se convierte en una tarea apoteósica. Te la pasas cansado todo el tiempo y aparte del agotamiento físico también está la fatiga emocional por la constante lucha entre cuerpo y mente.

Si alguna vez te dijeron que ese era tu futuro, solo puedo decir que no te rindas, no te resignes a vivir así y no te conformes con ese diagnóstico. Cuando te digan NO, demuéstrales que es un SÍ. Tal vez no sea una tarea sencilla de hacer, pero jamás dudes de ti mismo y de lo fuerte que eres.

Vendrán días mejores

Ten paciencia y fe en que así como estás teniendo un día negro, igualmente, vendrán momentos mejores. No siempre tienes que ir a mil, también es correcto ir un poco más despacio. Conoce tu cuerpo y tus límites, no para dejarte dominar de ellos sino para poder superarlos un día a la vez.

No te sientas mal o deprimido si crees que tu aflicción te limita. Cada mañana que te levantas a pesar del malestar, cada día que vivas y aguantes el dolor, es una historia de éxito más para tu historial.

Deepak Chopra, en su libro “Cómo crear salud”, describe la forma en que los pensamientos positivos tienen un impacto importante en la manera como vivimos la enfermedad o, mejor, la salud. Así que trata de no decaer. Si necesitas llorar y patalear hazlo a todo pulmón, pero también sonríe y da carcajadas desde el alma, que ellas te van a ayudar.

Practica yoga o natación, sal a caminar unos minutos bajo el sol, o haz tai-chi al levantarte.

Que el dolor no sea parte de tu vida

Aprende a vivir con el dolor, pero no lo hagas parte de tu vida. Sí, va a estar ahí, sin embargo, puedes mejorarlo. Algunos medicamentos pueden funcionar, mientras que otros pasarán a la lista de cosas que tomaste y no sirvieron. Intenta cosas nuevas con la esperanza que alguna de ellas será útil.

Practica yoga o natación, sal a caminar unos minutos bajo el sol, o haz tai-chi al levantarte. Existen vitaminas como el magnesio que te ayudan a mejorar los síntomas y siempre, recuerda, puedes hacerlo todo (con moderación). Encuentra la actividad que mejor se adapte e intégrala a tu rutina.

Muchas veces el dolor te va a seguir, pero trata de no vivir en función de él. Según Chopra, entre más atención le pones a algo más crece. Entonces, en vez de pensar en la enfermedad concéntrate en la salud que vas a recuperar. Y aunque parezca imposible, nunca, absolutamente nunca, pierdas la esperanza. Si hay algo que aprendemos las personas con dolor crónico es la resiliencia.

Confía en tu cuerpo

Lo más importante es confiar en tu cuerpo, es una máquina maravillosa. Puede ser que en este instante no esté en su mejor momento, pero es lo único que tienes y jamás te va a dejar botado. Cuídalo, quiérelo con lo bueno e, incluso, con lo que te saca de quicio. No le tengas miedo al dolor, puede ser una señal de alerta o una forma del cuerpo de pedirte algo a gritos; escúchalo.

Aquí te dejo información adicional, con elementos que te pueden ayudar a vivir con el dolor

Por Catalina Uribe Suárez    catauribes@gmail.com

Diseño e ilustración

Diana Catalina Uribe S.

Acerca olinto uribe

Soy un escribidor de la vieja época, con aficiones tecnológicas de la nueva. Creo rabiosamente, en la independencia del periodismo y en el compromiso y deber social que tenemos por construir una mejor sociedad. Actualmente soy Director Editorial del periódico pero, títulos aparte, me enorgullece pertenecer a un pequeño grupo de soñadores convencidos que, parodiando a García Márquez, todos los seres debemos tener una segunda oportunidad sobre la tierra.

Recomendado !

fiebre-aftosa

Alerta por brote de fiebre aftosa en Cundinamarca

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) informó que hay un nuevo brote de fiebre aftosa en ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*